Cómo ganar dinero online. 5 pasos básicos.

Estándar

paddle_boardMientras estás leyendo estas líneas, clientes de todo el mundo están gastando millones de dólares online. Se estima que 2.500 millones de personas entran en Internet todos los días. Vivimos en la era de la información, que ha creado nuevas oportunidades para iniciar o desarrollar un negocio con el poder y el alcance del Internet.

Y mientras la oportunidad está ahí, también la competencia. Puedes buscar en Google cualquier tema y encontrar al menos unos pocos empresarios que están sirviendo el mercado relacionado con ese tema. Ya sea que estés haciendo crecer un negocio existente a través de Internet o iniciando un negocio online, tendrás que sobresalir para prosperar.

El Internet te ofrece la oportunidad de crear una empresa que amas alrededor del estilo de vida que deseas. Operar un negocio que genera ingresos desde cualquier parte del mundo ya no es una fantasía. Aquí hay cinco pasos para crear un negocio rentable y exitoso.

  1. Elegir un tema rentable.

La elección de un tema es una tarea bastante difícil de por sí. Asegurarse de que es rentable es donde algunos emprendedores sabotean sus posibilidades. Para crear un negocio rentable tus clientes tienen que ser capaces de pagar por lo que ofreces. Haz una investigación sobre la rentabilidad de un tema para ver quiénes sirven a esa audiencia y cómo lo están haciendo.

El espíritu empresarial online es generalmente una comunidad armoniosa. Los empresarios son propensos a responder algunas de tus preguntas. Si no puedes obtener ninguna respuesta, Google siempre tiene algún tipo de información. Asegúrate de que el potencial de ingresos está ahí antes de tratar de generar ingresos a partir de ese tema y ese público.

  1. Crea una base sólida.

Tu base consiste en tu sitio web, tu lista de correo electrónico y tus seguidores en las redes sociales. Hay muchos otros micro-aspectos de un negocio online, pero éstos son los más importantes. Tu sitio web tiene que ser simple y limpio. Tienes una ventana corta para captar la atención de alguien. Si tu sitio web es confuso, la gente se va a ir. Ten la menor cantidad posible de páginas. Tener una página “Acerca de” que sea personal y que conecte al lector con tu mensaje y contigo como emprendedor, es muy importante.

Las redes sociales tienen miles de millones de usuarios, pero el alcance orgánico es casi nulo. Vas a tener que pagar publicidad para llegar a tu público, por lo que el email marketing sigue siendo la mejor manera de convertir un cliente potencial a un cliente activo. Construye tu lista de correo electrónico, ofreciendo un pequeño regalo de promoción digital que atraiga a la gente a inscribirse en tu lista de correo electrónico. Crea presencia en todas las plataformas de medios sociales, pero no quedes atrapado en la locura del marketing de redes sociales. Utilízalo sólo como una parte de tu estrategia global.

  1. Construye una audiencia cautiva.

Si tu sitio web y tu presencia en las redes sociales son como un pueblo fantasma, no atraerás a la gente y no la convertirás en clientes. Tu objetivo es construir una base de fans incondicionales y seguidores que les dirán a todos lo que saben sobre tí y tu negocio.

Necesitas crear participación entregando un contenido que NO sea vende-humo. Cuando proporcionas valor, la gente se va a comprometer y responder. No compres fans o seguidores – esto nunca crea compromiso. Concéntrate en conectar con un grupo de gente involucrada en lugar de tratar de obtener grandes números. Todos nosotros hemos visto empresarios que tienen 30.000 seguidores en Twitter, pero sólo tienen una retweet cuando publican.

  1. Crea ofertas de servicios premium.

Un negocio significa que tú tienes cosas para vender, y no es diferente en un negocio online. Una de las características interesantes de un negocio online es que lo que vende es digital. Puedes crear libros, guías y cursos. Pueden ser ofertas que se crean una vez, el trabajo está hecho, y entonces lo puedes ir actualizando de vez en cuando para mantener ese contenido relevante. Crea diferentes tipos de programas y cursos que ayuden a tu público, y utiliza tu lista de correo electrónico para venderlos. Hazlos útiles y lleno de contenido valioso. Ofrece cursos más avanzados para aquello clientes que son fieles y tiéntalos con una oferta premium.

  1. Prueba y escala.

Una de las mejores maneras de saber lo que funciona mejor para tu negocio es probar qué funciona y qué no. Tienes que estar dispuesto a cambiar tu estrategia si ves que no es eficaz. No sigas ciegamente los consejos populares sólo porque alguien tiene un cierto resultado en sus negocios, es probable que no funcione de la misma manera para tí. Cuando tengas la combinación correcta, escala tu negocio.

La vida es corta. Es demasiado corta para pasarla creando un negocio que no te da el tipo de estilo de vida que deseas disfrutar. Utiliza los medios de comunicación de Internet y redes sociales para crecer o crear un negocio que te dé libertad. La capacidad de generar ingresos a través de tu conocimiento y a través de la oferta digital es increíble.

Hay muchas voces que claman por la atención online. Tú te vas a destacar cuando hagas las cosas de manera diferente. Construye una base de seguidores leal y participativa a través de la autenticidad. Entrega valor que les ayude a resolver sus problemas y luchas y verás que no pasará mucho tiempo para que tus fieles seguidores atraigan a otros y tu negocio crezca.

De la lucha al éxito en nuestra mentalidad empresarial

Estándar

dollar_sign_inside_crystal_ball_10620006

“Mira profundamente en mi bola de cristal. ” Es una frase de una película clásica, pronunciada por una misteriosa mujer gitana a un tembloroso visitante. El cliente crédulo pone su dinero en la mesa para obtener una visión de su futuro. Cuando se piensa en ello, la mayoría de nosotros actuamos como si estuviéramos en el negocio de la adivinación. Tratamos de predecir nuestro futuro con pensamientos acerca de cómo nos sentimos o lo que creemos que va a suceder. Es posible pasar de la lucha al éxito en nuestra mentalidad empresarial, prestando atención a la forma en que pensamos acerca de nuestro futuro.

La mentalidad de lucha dice:

• Estoy realmente luchando.

• Esto nunca va a cambiar.

• Nunca voy a aprender estas cosas de Redes Sociales.

• No veo la forma que va a salir bien.

• Nunca voy a ganar dinero.

• Probablemente no voy a vender muchos ejemplares de mi nuevo producto.

No podemos controlar los pensamientos que asoman en nuestra cabeza, pero podemos controlar lo que hacemos con esos pensamientos. Podemos elegir si un pensamiento particular capta nuestra atención y concentración, o si vamos a elegir dirigir nuestra atención a otra parte. Por ejemplo, si el pensamiento “Estoy realmente luchando ” entra en tu mente, puedes hacer una elección. Puedes pensar en ello, hablar de ello y pensar en todas las razones por las que hay que luchar, con lo que te llevarás a ti mismo a un estado de autocompasión. O bien, puedes optar por cambiar inmediatamente tus pensamientos a una declaración de “¡Yo puedo manejar esto!”

¡Pero esto se siente falso!
Tú puedes decir “Pero yo no puedo manejar esto” Puede sentirse falso y tonto decir “Yo puedo manejar esto”, cuando no sabes si es verdad .

Pero nosotros decimos cosas de la que no estamos realmente seguros de que es verdadero, todo el tiempo.

• No voy a ser capaz de pagar mi tarjeta de crédito .

• Mi negocio no va a despegar.

• Nadie quiere escuchar lo que tengo que decir en mi blog.

• Si mi empresa tiene éxito, no voy a pasar tiempo con mi familia.

¿Se puede realmente ver el futuro? ¿Estás absolutamente, 100 % seguro de que esas afirmaciones son ciertas?

Yo creo que no.

¿Por qué son esas cosas tan fácil pensar y decir, pero parece mal y arrogante pensar cosas como:

• Voy a estar sin deudas pronto.

• ¡Voy a tener éxito con mi negocio!

• Piensa en la cantidad de gente que voy a ayudar con mi blog

• Estoy construyendo mi negocio de una manera que tenga tiempo en familia.

El “por qué” no pensamos así puede ser complicado y desordenado, implicando falta de confianza, problemas de la infancia y años con estos patrones de pensamiento. A veces es mejor que te saltes la terapia y el análisis, y seguir adelante con el cambio de tu pensamiento (y la vida ).

Muchos de nosotros tenemos pensamientos que siempre están cargados negativamente. Se necesita esfuerzo para realizar el cambio a un pensamiento positivo, pero se hace más fácil y más natural con la práctica. No tendemos a recordar las estupendas vacaciones que tuvimos hace unos meses, pero afloran automáticamente los sentimientos de dolor por algo que nuestro cónyuge, dijo ayer. Tomar conciencia de nuestros patrones de pensamiento automático es el primer paso para cambiar.

Inclinar la balanza hacia la Esperanza
Ya que no podemos ver el futuro, ¿por qué no errar en el lado de la esperanza? ¿Y si todo se resuelve? Inclínate hacia pensamientos esperanzadores y alentadores que dan vida. Puede ser que tome un tiempo para que tus emociones se pongan al día, pero todavía se puede elegir qué camino van a viajar tus pensamientos. Las emociones eventualmente seguirán tu pensamiento, tarde o temprano, por lo que mantente en este camino y haz el esfuerzo .

Tú no necesitas una bola de cristal para mirar en tu futuro – ¡te predices a tí mismo sobre tu futuro más que nadie! Toma decisiones acertadas acerca de lo que vas a pensar y fortalece este patrón de pensamientos. Mira el lado positivo de las cosas. Se reducirá la sensación de estrés y lucha, y te ayudará a avanzar hacia tu futuro con esperanza.